Los platos más típicos para comer en Teruel

¡Descubre los sabores más auténticos de Teruel! Conoce los platos que has de probar al visitar a esta hermosa ciudad.
Platos típicos de Teruel

Si hay algo que no se puede dejar de hacer en Teruel, es probar su deliciosa gastronomía. Esta ciudad situada en el corazón de España, es conocida por sus platos típicos que son una delicia para el paladar.

En este artículo, te presentamos los platos más típicos de Teruel para que puedas disfrutar de una experiencia culinaria única.

Uno de los platos más emblemáticos de Teruel es el Jamón DOP Teruel, un manjar que se obtiene de cerdos criados en libertad y alimentados con bellotas.

Otro plato típico que no puedes dejar de probar es la Caldereta de pastor, un guiso de cordero que se cocina a fuego lento y que es perfecto para los días fríos de invierno.

Además, la ciudad es conocida por su Gazpacho de Pastor, una sopa fría a base de tomates, pimientos, pepinos y pan que es una delicia en los días calurosos de verano.

Gazpacho De Pastor (Gazpacho Turolense)

Uno de los platos más típicos de la gastronomía de Teruel es el Gazpacho de Pastor, también conocido como Gazpacho Turolense. Se trata de un plato que se caracteriza por su sabor intenso y equilibrado, resultado de la combinación de ingredientes como el conejo de tocino, ajos, pimentón, patata, caldo de verduras, sal y aceite de oliva.

A diferencia del gazpacho andaluz, el Gazpacho de Pastor no lleva tomate ni pepino, pero sí se le añade azafrán para darle un toque de color y sabor distintivo.

Además, se suele acompañar de unas tortas de trigo llamadas sollapas (de las que hablaremos más adelante), que le aportan una textura crujiente y deliciosa.

Sin duda, este plato es un reflejo de la frescura y calidad de los productos locales de la huerta de Teruel y es una delicia que no te puedes perder si visitas esta región.

Magras Turolenses

Las Magras Turolenses son otro de los platos típicos de la gastronomía de Teruel. Se preparan con carne de cerdo, específicamente con la parte del lomo, que se corta en tiras y se adoba con una mezcla de especias y ajo. Posteriormente, se fríen en aceite de oliva hasta que quedan doradas y crujientes.

Este plato es muy popular en la región, y se puede encontrar en la mayoría de los restaurantes que ofrecen comida típica de Teruel.

Las Magras Turolenses se suelen servir acompañadas de patatas fritas y pimientos del padrón, y son una opción perfecta para aquellos que quieren probar la carne de cerdo en su máxima expresión.

En resumen, si visitas Teruel, no puedes dejar de probar las Magras Turolenses. Este plato es un verdadero tesoro gastronómico de la región y una muestra de la pasión que los turolenses tienen por la carne de cerdo y sus platos de carne en general.

Las Sollapas

Las Sollapas son unas tortas de trigo típicas de Teruel que se suelen acompañar con algunos de los platos más populares de la región.

Estas tortas son crujientes por fuera y suaves por dentro, y se elaboran con harina, agua, aceite y sal. A menudo se sirven calientes y se pueden encontrar en muchos restaurantes y bares de la ciudad.

Los Regañaos

Los Regañaos son una variedad de Sollapas que se elaboran con manteca de cerdo en lugar de aceite, lo que les da un sabor más intenso.

Estas tortas se suelen servir como aperitivo, acompañadas de embutidos y quesos típicos de la zona.

Caldereta De Pastor

Uno de los platos más típicos de la gastronomía de Teruel es la Caldereta de Pastor. Este plato se elabora con cordero, patatas y cebolla, y se cocina en una cazuela de barro.

El cordero utilizado para la caldereta es de la raza Ternasco, que es muy valorada por su sabor y textura. La caldereta de pastor es un plato muy sabroso y consistente, ideal para los días fríos de invierno.

La caldereta de pastor también puede elaborarse con conejo o liebre, en lugar de cordero. En este caso, se utiliza la carne de caza para darle un sabor más intenso al plato.

Madejas de Teruel

Las Madejas de Teruel son un plato típico de la gastronomía del lugar que consiste en un guiso de cordero acompañado de patatas y verduras. Este plato es muy popular en la región y se suele consumir en familia o en reuniones con amigos.

Las Madejas de Teruel son un plato muy sabroso y nutritivo. La carne de cordero es muy tierna y se deshace en la boca, mientras que las patatas y las verduras le dan un toque de sabor muy especial.

Este plato es ideal para los días fríos de invierno ya que es muy reconfortante y nos ayuda a entrar en calor. Además, es una excelente manera de probar algunos de los ingredientes más típicos de la gastronomía de Teruel, como la carne de cordero y las verduras de la huerta.

Jamón de Teruel

Si hablamos de la comida típica de Teruel, no podemos dejar de mencionar el famoso Jamón de Teruel. Este jamón es uno de los productos más emblemáticos de la gastronomía turolense y cuenta con la Denominación de Origen Protegida (DOP).

El Jamón de Teruel se elabora a partir de cerdos de raza Duroc, Landrace y Large White que se crían en granjas de la provincia de Teruel. El proceso de elaboración es largo y cuidadoso, y consiste en la salazón y curado de las piezas en secaderos naturales durante un mínimo de 14 meses. El resultado es un jamón de sabor intenso y delicado, con una textura suave y jugosa.

El Jamón de Teruel se suele presentar en lonchas finas y se utiliza en numerosos platos de la gastronomía turolense, como las tostadas con tomate, ajo, aceite de oliva y jamón, o el famoso Regañaó, una torta cubierta con sardinas, arenques, pimientos rojos y jamón.

Además del jamón, en Teruel también se elaboran otros embutidos de gran calidad, como la longaniza, el chorizo o el salchichón, que no debes dejar de probar durante tu visita a esta provincia.

Trenza Mudéjar

Uno de los dulces típicos de Teruel más conocidos es la trenza mudéjar. Este postre es una muestra de la repostería tradicional de la región, que se elabora de manera artesanal con harina de trigo, yemas, nueces, pasas y almendras.

La trenza mudéjar es un producto muy valorado por su sabor y textura, y es una delicia que no puedes dejar de probar durante tu visita a Teruel.

La trenza mudéjar es una muestra más de la rica gastronomía española, y en particular de la cocina aragonesa.

Este dulce se elabora con ingredientes de alta calidad, como el ternasco de Aragón, el tocino y la harina de trigo, que le confieren un sabor único y auténtico.

Además, su elaboración artesanal garantiza una calidad excepcional y un sabor inigualable.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos mueven las ganas de transmitir todo lo que durante los años hemos aprendido de esta noble, bella y acogedora ciudad. De eso, y de hacer de tu estancia en Cáceres una experiencia lo más memorable posible.

Mapa Web: