Los pueblos más bonitos de los Valles Pasiegos

Los pueblos más bonitos de los Valles Pasiegos

Los Valles Pasiegos son un lugar mágico en Cantabria, lleno de historia, cultura y naturaleza. En esta ruta, podemos encontrar algunos de los pueblos más bonitos de la región, que nos transportan a otra época con sus calles empedradas, casas de piedra y tejados rojos. ¿Te vienes con nosotros a conocer los pueblos más bellos de los Valles Pasiegos?

Esta comarca es conocida por su gastronomía, ganadería y turismo rural, así como por sus impresionantes paisajes de montaña y su fauna y flora autóctona. Aquí, podemos disfrutar de actividades al aire libre, como senderismo, rutas a caballo o en bicicleta, y visitas a lugares de interés cultural, como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o el patrimonio histórico de la zona.

Villacarriedo

Villacarriedo es uno de los pueblos más bonitos de los Valles Pasiegos. Se encuentra en el Valle del Pisueña y es conocido por sus casonas y sus tres villas pasiegas: La Canal, La Concha y La Corba. Estas casonas son un ejemplo de la arquitectura tradicional de las cabañas pasiegas, con sus balconadas de madera y sus tejados de pizarra.

El pueblo cuenta con una calle principal que sigue el curso del Río Pas y que está flanqueada por casonas de piedra y balconadas de madera. Destaca el Palacio de Donadío, una casona del siglo XVIII que fue residencia del Marqués de Valdecilla y que hoy en día alberga el Museo de las Tres Villas Pasiegas.

    ➡ ️¿PLANIFICANDO TU ESCAPADA? Te ayudamos:
  • Contrata tus actividades y tours en Cáceres: AQUÍ.
  • Reserva tu hotel al mejor precio: AQUÍ.
  • El mejor apartamento turístico de la ciudad: La Casina.
  • Las mejores guías de viaje: AQUÍ.
  • El mejor seguro de viaje, con -5% de descuento: AQUÍ.

En Villacarriedo también podemos visitar la Casa de Piedra, una casona que fue construida en el siglo XVIII y que hoy en día es un centro de interpretación de la cultura pasiega. Además, el pueblo está rodeado de hermosos paisajes naturales, como el Valle de Carriedo y el Churrón de Borleña.

En Villacarriedo podemos disfrutar de la cultura pasiega y de sus productos locales, como el queso de nata, la sobao pasiego y el vino de Liébana. También podemos visitar otros pueblos cercanos, como Ontaneda, Alceda, Santa María de Cayón y Esles.

En otoño, Villacarriedo se viste de colores y es un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza y de la tranquilidad de los Valles Pasiegos. Sin duda, es uno de los pueblos más hermosos de los Valles Pasiegos y un lugar que merece la pena visitar.

Selaya

Selaya es uno de los pueblos más encantadores de los Valles Pasiegos. Conocido por su tranquilidad y su ganado, este pueblo es un lugar perfecto para desconectar de la rutina diaria.

La Vía Verde, que atraviesa Selaya, es un lugar ideal para aquellos que buscan disfrutar de la naturaleza y hacer ejercicio al mismo tiempo. Además, el Santuario de Nuestra Señora de Valvanuz es un lugar de visita obligada para aquellos que quieran conocer la historia de la zona.

En Selaya también se pueden encontrar las famosas Amas de Cría, mujeres que se encargan de cuidar a los niños en las casas de las familias más adineradas de la zona. La Iglesia de San Miguel es otro de los lugares de interés de este pueblo, con su arquitectura típica de los pueblos pasiegos.

El Puente Romano y el Túnel de la Engaña son dos de las construcciones más impresionantes de la zona, que muestran la tradición y la historia de los Valles Pasiegos. Y, por supuesto, no podemos olvidar el queso pasiego, uno de los productos más famosos de la región.

En Selaya, nos sentimos afortunados de poder disfrutar de la belleza natural de los Valles Pasiegos y de la amabilidad de sus gentes.

Vega de Pas

En nuestro recorrido por los pueblos más bellos de los Valles Pasiegos, no podíamos dejar de mencionar a Vega de Pas. Este hermoso pueblo, situado en el Valle del Pas, es uno de los más destacados de la zona.

Una de las principales atracciones de Vega de Pas es el Río Pas, que atraviesa el pueblo y ofrece hermosos paisajes naturales. Además, en el pueblo podemos encontrar una gran variedad de restaurantes donde disfrutar de la deliciosa gastronomía pasiega.

Otro aspecto interesante de Vega de Pas son las tradiciones que se mantienen vivas en el pueblo. Podemos visitar el Museo Etnográfico de la Pasiega, donde conoceremos más sobre la historia y las costumbres de la zona.

Además, en los alrededores de Vega de Pas podemos encontrar pinturas rupestres y bodegas donde degustar el vino local. En definitiva, Vega de Pas es un lugar que combina naturaleza, cultura y gastronomía, convirtiéndolo en un destino ideal para cualquier viajero que quiera conocer los Valles Pasiegos.

San Roque de Riomiera

San Roque de Riomiera es uno de los pueblos más espectaculares de los Valles Pasiegos. Este pueblo, situado en el Valle del Miera, es conocido por su cultura y arquitectura únicas.

La leyenda cuenta que en San Roque de Riomiera florecen las flores más hermosas de toda la región, lo que hace que muchos turistas visiten este lugar para disfrutar de su belleza natural.

Además, San Roque de Riomiera es un lugar perfecto para practicar senderismo y explorar los espacios naturales protegidos de la zona. Los visitantes pueden disfrutar de la música tradicional y de los museos que muestran la historia y el patrimonio cultural de la zona.

En San Roque de Riomiera también se pueden visitar las cuevas rupestres y los edificios barrocos que se encuentran en la zona. Covalruyo es uno de los edificios más destacados de la zona, y es conocido por su arquitectura única y su historia interesante.

En resumen, San Roque de Riomiera es un lugar impresionante para visitar en el norte de España. Su cultura, arquitectura y espacios naturales protegidos hacen que este lugar sea una visita obligada para cualquier turista que visite la región.

Liérganes

Liérganes es uno de los pueblos más sorprendentes de los Valles Pasiegos y se encuentra a solo 20 minutos en coche de Santander. Este pueblo es conocido por su arquitectura tradicional y sus hermosos paisajes naturales.

En Liérganes, podemos encontrar el Santuario de Valvanuz, un lugar de peregrinación que data del siglo XVIII. También podemos visitar el Museo de las Tres Villas Pasiegas, donde podemos aprender sobre la historia y la cultura de la región.

Además, Liérganes es un lugar perfecto para practicar senderismo y disfrutar de la naturaleza. Podemos caminar por las cabañas pasiegas y admirar la flora y fauna local. En otoño, el pueblo se llena de colores cálidos y hermosas flores.

Liérganes también es conocido por su leyenda del Hombre Pez, que cuenta la historia de un hombre que fue capturado por los habitantes del pueblo después de ser visto en el río. Esta leyenda ha sido representada en la música y el arte local.

En Liérganes, podemos disfrutar de productos locales como la leche, el queso y la mantequilla pasiega. También podemos visitar las cuevas rupestres cercanas y admirar el patrimonio cultural de la región.

En resumen, Liérganes es un lugar hermoso y lleno de historia y cultura. Es un destino perfecto para aquellos que buscan turismo rural y espacios naturales protegidos.

Alceda-Ontaneda

Alceda y Ontaneda son dos pequeños pueblos situados en los Valles Pasiegos, en el norte de España. Estos pueblos son conocidos por su arquitectura tradicional y por sus hermosos paisajes.

En Alceda, podemos visitar el Santuario de Valvanuz, un lugar de gran importancia religiosa para la zona. Además, podemos disfrutar de la naturaleza en el Parque de Alceda, un espacio natural protegido donde podemos encontrar una gran variedad de flora y fauna.

En Ontaneda, podemos visitar el Museo de las Tres Villas Pasiegas, donde podemos aprender sobre la historia y la cultura de la zona. También podemos disfrutar de la música tradicional de la zona en el Festival de Música de Covalruyo.

Ambos pueblos son ideales para el turismo rural, ya que podemos alojarnos en cabañas pasiegas y disfrutar de los productos locales, como el queso y la miel. Además, podemos hacer senderismo por los hermosos paisajes de la zona, especialmente en otoño, cuando los colores de las hojas cambian y crean un espectáculo visual impresionante.

En la zona también podemos encontrar cuevas rupestres y el legendario Hombre Pez, una leyenda popular en la zona. En resumen, Alceda y Ontaneda son dos pueblos con mucho patrimonio cultural y natural en los Valles Pasiegos que conquistarán a los visitantes.

Esles

Esles es uno de los pueblos más impresionantes de los Valles Pasiegos. Este pequeño pueblo se encuentra en la comarca de Santa María de Cayón, a unos 20 kilómetros de Santander.

En Esles, podemos encontrar una gran cantidad de patrimonio cultural y arquitectónico. Destacan la iglesia de Santa Eulalia, el santuario de Valvanuz y las cabañas pasiegas.

Además, Esles es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza y el senderismo. Podemos disfrutar de los paisajes naturales protegidos y de la flora y fauna autóctona.

En este pueblo también podemos encontrar productos locales de gran calidad, como el queso pasiego, la miel y las flores de la zona.

Esles es un lugar lleno de leyendas y tradiciones, como la del Hombre Pez o la música tradicional de la zona.

En resumen, Esles es un lugar que combina historia, naturaleza y tradición, convirtiéndose en una parada obligatoria para aquellos que visiten los Valles Pasiegos en otoño o cualquier época del año.

Cuando compres o reserves algo mediante un enlace de nuestra web, nosotros podemos obtener una comisión.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos mueven las ganas de transmitir todo lo que durante los años hemos aprendido de esta noble, bella y acogedora ciudad. De eso, y de hacer de tu estancia en Cáceres una experiencia lo más memorable posible.

Mapa Web: