Qué comer en Salamanca: los 8 platos más típicos

ENTRA a conocer cuáles son los platos más típicos de Salamanca, para que cuando estés allí puedas pedirlos como un auténtico salmantino.
Platos típicos de Salamanca

Salamanca cuenta con una gran variedad de platos típicos que son una delicia para el paladar, ya que la gastronomía es una parte fundamental de su cultura y patrimonio.

En este artículo, te presentamos los platos más representativos de la cocina salmantina que has de probar en tu visita a esta hermosa tierra.

Platos típicos de Salamanca

Uno de los platos más emblemáticos de Salamanca es el hornazo, un bollo relleno de chorizo, lomo y huevo cocido. Es perfecto para llevar de picnic o para disfrutar en una terraza con amigos.

Otro plato que no puedes perderte son las patatas revolconas, un puré de patatas con torreznos, pimentón y ajo que te dejará con ganas de repetir.

Además, en Salamanca podrás degustar otros platos como la chanfaina, el farinato o las rosquillas de Ledesma, entre otros, de los que te vamos a hablar aquí.

A continuación ¡Te invitamos a descubrirlos los platos más típicos de Salamanca!

Jamón De Guijuelo

El jamón de Guijuelo es uno de los productos más populares de la región de Salamanca. Se trata de un jamón curado de cerdo ibérico con Denominación de Origen Protegida (DOP) que se elabora en la localidad de Guijuelo y sus alrededores.

Este jamón se caracteriza por su sabor intenso y su textura suave y jugosa. Para su elaboración se utiliza carne de cerdos ibéricos criados en libertad y alimentados con bellotas y otros frutos del bosque, lo que le confiere un sabor y aroma únicos.

El jamón de Guijuelo se puede degustar de muchas formas diferentes: en lonchas finas acompañado de un buen vino, en bocadillo con pan recién horneado y tomate natural, o como ingrediente principal en platos como el famoso hornazo salmantino.

Hornazo

El hornazo es uno de los platos más típicos de Salamanca y un elemento clave de la celebración del Lunes de Aguas. Se trata de una empanada rellena de productos cárnicos como chorizo, jamón, lomo y en ocasiones huevo.

En Salamanca, existen varios lugares donde se puede probar el mejor hornazo de la ciudad. Uno de los más valorados es La Industrial, situado en la Calle Rua Mayor de Salamanca. Aquí encontraremos una buena variedad de platos típicos de la gastronomía de la zona elaborados con productos de calidad.

El hornazo es un plato muy popular entre los salmantinos y se consume durante todo el año, no solo en el Lunes de Aguas. Además, su receta varía ligeramente según la zona geográfica en la que se elabore.

Chanfaina

La chanfaina es otro de los platos típicos de la gastronomía salmantina. Se trata de un plato de cuchara que se elabora con callos y manitas de cordero, cebolla, pimentón, ajo, guindilla y comino. Además, en Salamanca, su toque personal es la sangre de cordero cocida.

La chanfaina se suele servir en una cazuela de barro, guardando de esta manera todo su sabor y aroma. Es un plato contundente y sabroso, ideal para los días fríos de invierno.

A continuación, te dejamos una tabla con los ingredientes necesarios para preparar chanfaina:

IngredientesCantidad
Callos de cordero1 kg
Manitas de cordero1 kg
Cebolla2 unidades
Ajo4 dientes
Pimentón1 cucharada
Guindilla1 unidad
Cominoal gusto
Sangre de cordero cocida1 taza
Aceite de olivaal gusto
Salal gusto

Para preparar la chanfaina salmantina, se deben cocer los callos y las manitas de cordero con un poco de laurel hasta que queden blanditos. Mientras tanto, se pica la cebolla y se rehoga junto con los ajos picados en una sartén con aceite de oliva. A continuación, se añade el pimentón y la guindilla y se mezcla todo bien.

Una vez que los callos y las manitas de cordero estén cocidos, se añaden a la sartén junto con la mezcla de cebolla y pimentón. Se agrega la sangre de cordero cocida y se deja cocinar todo junto durante unos minutos más.

La chanfaina se puede servir como plato principal o como tapa en los bares y restaurantes de Salamanca. Es un plato que no te puedes perder si visitas esta ciudad castellana.

Rosquillas De Ledesma

Las rosquillas de Ledesma son uno de los dulces típicos de Salamanca más conocidos y deliciosos.

Este dulce tradicional es originario de la localidad de Ledesma, situada en la comarca del mismo nombre, Tierra de Ledesma, a 35 km. de la capital provincial, la ciudad de Salamanca.

Las rosquillas de Ledesma son pequeñas rosquillas fritas, con una textura crujiente por fuera y tierna por dentro. Están elaboradas con ingredientes básicos como harina, azúcar, huevo, aceite y anís. La receta es sencilla pero el secreto está en la calidad de los ingredientes y en el mimo con el que se elaboran.

En Ledesma, puedes encontrar rosquillas de diferentes tipos, desde las más básicas hasta las que están rellenas de crema o chocolate. Además, cada pastelería tiene su propia receta y su toque personal, por lo que te recomendamos que pruebes varias para descubrir cuál es tu favorita.

Las rosquillas de Ledesma son perfectas para acompañar un café o té, como postre o para disfrutar en cualquier momento del día.

Si visitas Salamanca tienes que probar este delicioso dulce tradicional que forma parte de la gastronomía local, y seguro, seguro, que comprarás algún paquete para llevarte a casa.

Bollo Maimón

El Bollo Maimón es uno de los postres más típicos de Salamanca. Es un bizcocho en forma de rosca, de unos 20 cm de diámetro y unos 12 cm de alto, que se cubre con un poco de azúcar en polvo.

La particularidad de este bizcocho es que se elabora con aguardiente, lo que le da un sabor muy característico.

La tradición cuenta que se solía elaborar dentro de un puchero cilíndrico -en cuyo centro se ponía un cilindro (maimona)- para dar al bollo forma de rosca.

Hoy en día se elabora en moldes redondos y se consume normalmente untado en chocolate caliente, haciendo las delicias de las tardes de fiesta, sea verano o invierno.

El Bollo Maimón es un postre muy popular en la provincia de Salamanca, aunque también puede encontrarse en otros lugares como Zamora o León. Principalmente orientado a bodas y fiestas regionales, es uno de los dulces más demandados en la repostería salmantina.

Carne De Morucha

La carne de morucha es uno de los platos más típicos de Salamanca. Esta carne se produce a partir de la raza de ternera Morucha, criada en los pastizales de la región con alimentación natural. Su calidad, aroma y jugosidad, están respaldados por la Indicación Geográfica Protegida de Salamanca.

En Salamanca, son muchos los restaurantes que ofertan esta exquisitez. Algunas de las mejores opciones para disfrutar de la carne de morucha son:

  • Restaurante La Aldaba
  • Restaurante El Corrillo
  • Restaurante El Mesón de Gonzalo
  • Restaurante Casa Paca
  • Restaurante Rivas

Cada uno de estos restaurantes tiene su propia forma de preparar la carne de morucha. Algunos la sirven a la parrilla, otros la cocinan a baja temperatura durante horas, pero todos ellos coinciden en que es un plato que no te puedes perder si visitas Salamanca.

La carne de morucha se puede disfrutar en diferentes cortes, como el solomillo, el chuletón o el entrecot. Además, se suele acompañar con guarniciones como patatas fritas, ensalada o verduras a la parrilla.

Si eres un amante de la carne, tienes que probar la carne de morucha en alguno de los restaurantes recomendados. Estamos seguros de que no te arrepentirás.

Chochos De Salamanca

Los chochos de Salamanca son uno de los postres más populares de la provincia. También conocidos como chochos charros, estos dulces son similares a las peladillas, dulce confitado muy popular.

Los chochos de Salamanca están elaborados con almendras, azúcar y agua, y se caracterizan por su forma redonda y su textura crujiente. Son ideales para acompañar una taza de café o té después de una buena comida.

En Salamanca, es posible encontrar chochos en cualquier pastelería o tienda de dulces. Además, también se pueden comprar como recuerdo en muchos establecimientos turísticos de la ciudad.

Si eres un amante de los dulces, no puedes irte de Salamanca sin probar los chochos charros, un postre típico que te dejará un dulce sabor de boca.

Patatas Meneás

Una de las delicias culinarias más típicas de Salamanca son las Patatas Meneás. Este plato es un guiso de patatas con productos cárnicos, que acompañados de ajo y pimentón logran un sabor peculiar y exquisito.

Las patatas meneás son un plato sencillo y que como la mayoría de los que llevan patatas, se utilizaba para combatir el hambre.

La elaboración de esta clase de platos típicos consiste en menear las patatas cocidas en una cazuela con una cuchara hasta convertirlas en puré.

Los ingredientes principales son las patatas, el pimentón, el ajo y la carne de cerdo, especialmente el tocino y el chorizo. Además, algunos cocineros también le agregan cebolla, aceite de oliva y sal al gusto.

Las patatas meneás se suelen servir acompañadas de torreznos, que son una especie de panceta frita, y de un buen vino de la región.

Este plato es ideal para el invierno, ya que es muy reconfortante y calentito.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos mueven las ganas de transmitir todo lo que durante los años hemos aprendido de esta noble, bella y acogedora ciudad. De eso, y de hacer de tu estancia en Cáceres una experiencia lo más memorable posible.

Mapa Web: