Explora la belleza de Huesca Capital: lugares que no puedes perderte

AQUÍ te contamos cuáles son los lugares imprescindibles para ver en la ciudad de Huesca.
lugares imprescindibles de Huesca Capital

Si estás planeando una escapada a la provincia de Huesca, no puedes perderte los lugares imprescindibles que te recomendamos visitar en la ciudad de Huesca.

Esta ciudad, ubicada en la comunidad autónoma de Aragón, cuenta con una rica historia y un patrimonio cultural y artístico que la hacen única.

Entre los lugares que no puedes dejar de visitar en Huesca la ciudad cuenta con un casco histórico lleno de monumentos y edificios históricos, como la catedral de Huesca y el Ayuntamiento.

Pero como Huesca tiene mucho que ofrecer, lo mejor que podemos hacer es dejarte con el listado de los lugares más representativos de Huesca capital.

La Catedral de Huesca

La Catedral de Huesca es un impresionante edificio religioso que data del siglo XIII. Se encuentra ubicada en el corazón de la ciudad y es uno de los monumentos más emblemáticos de la misma.

Su estilo arquitectónico es gótico, con algunas influencias románicas. En su interior, se pueden apreciar numerosas obras de arte, como retablos, esculturas y pinturas, que datan de diferentes épocas.

Entre las curiosidades que se pueden encontrar en la Catedral de Huesca, destaca la figura de San Lorenzo, patrón de la ciudad, que se encuentra en el retablo mayor. También es interesante la capilla de San Pedro, que cuenta con una impresionante bóveda estrellada.

El Monasterio de San Pedro el Viejo

El Monasterio de San Pedro el Viejo es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Huesca. Se encuentra en el casco antiguo de la ciudad y es considerado uno de los monumentos más importantes del románico español.

Este monasterio fue fundado en el siglo XI y ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos a lo largo de los siglos. Destaca su impresionante claustro románico, que es uno de los más antiguos de España.

En su interior, podemos encontrar una gran cantidad de elementos artísticos y arquitectónicos de gran valor. Entre ellos, destacan las pinturas murales románicas y la capilla de San Bartolomé, que es una auténtica joya del arte románico.

El Ayuntamiento de Huesca

El Ayuntamiento de Huesca se encuentra en la Plaza de la Catedral y es de estilo renacentista. Fue construido en el siglo XVI y ha sido restaurado en varias ocasiones.

En su fachada destacan los escudos de armas de la ciudad y de la Corona de Aragón. En su interior, podemos visitar las salas de plenos y el salón de recepciones, donde se celebran actos oficiales y exposiciones.

Además, el Ayuntamiento de Huesca es un buen punto de partida para recorrer el centro histórico de la ciudad, ya que desde allí podemos acceder a la Plaza de Navarra, la Calle del Coso y la Plaza de Santo Domingo.

El Parque Miguel Servet

El Parque Miguel Servet es uno de los lugares más hermosos y visitados de la ciudad de Huesca. Este parque es un oasis de tranquilidad en medio del bullicio de la ciudad, y es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la naturaleza.

En el Parque Miguel Servet, podemos encontrar una gran variedad de árboles y plantas, así como un lago artificial donde se pueden alquilar barcas y disfrutar de un paseo en familia o con amigos. Además, el parque cuenta con varias zonas de picnic y áreas de juego para los más pequeños.

En el centro del parque, podemos encontrar una estatua dedicada al ilustre médico aragonés Miguel Servet, quien dio nombre al parque. Además, el parque cuenta con numerosos senderos y caminos para pasear y hacer ejercicio al aire libre.

La Plaza de Navarra

La Plaza de Navarra es un lugar emblemático de la ciudad de Huesca que no puedes dejar de visitar. Se encuentra en pleno centro histórico y es un punto de encuentro para los oscenses y visitantes.

En la plaza encontrarás una gran variedad de bares y restaurantes donde podrás disfrutar de la gastronomía local. También podrás admirar la fuente central y el monumento a Joaquín Costa, una de las figuras más importantes de la historia de Huesca.

Además, la Plaza de Navarra es un lugar perfecto para relajarte y disfrutar del ambiente de la ciudad. Durante todo el año se realizan diferentes eventos culturales y festivos que hacen de este lugar un punto de encuentro para todos los públicos.

Torre de la Zuda-Palacio Real

La Torre de la Zuda-Palacio Real es una visita imprescindible en la ciudad de Huesca. Este edificio histórico fue construido en el siglo XII y ha sido testigo de importantes acontecimientos a lo largo de la historia de Aragón.

En su interior, podemos encontrar una impresionante colección de arte y objetos históricos que nos permiten conocer mejor la cultura y la historia de la región. Destacan especialmente las salas dedicadas a la época medieval y renacentista, así como la capilla del palacio, que conserva importantes obras de arte sacro.

Además, la Torre de la Zuda-Palacio Real cuenta con una ubicación privilegiada en el centro histórico de Huesca, lo que nos permite disfrutar de unas vistas excepcionales de la ciudad desde sus torres y balcones. Sin duda, una visita que no podemos perdernos si queremos conocer a fondo la historia y la cultura de Huesca y de Aragón.

La Iglesia de San Lorenzo

La Iglesia de San Lorenzo es una de las iglesias más antiguas y emblemáticas de Huesca. Se encuentra en el centro histórico de la ciudad y es un lugar imprescindible para visitar si te interesa la arquitectura religiosa.

La iglesia data del siglo XIII y ha sido objeto de numerosas restauraciones a lo largo de los siglos. Destaca su impresionante fachada gótica, con una torre de más de 40 metros de altura. En el interior, podemos admirar una gran cantidad de obras de arte, como retablos, esculturas y pinturas.

Uno de los elementos más destacados de la iglesia es su coro, que se encuentra en la parte superior del templo. Desde allí, se puede contemplar una vista panorámica de la ciudad de Huesca que no te dejará indiferente.

El Museo Diocesano de Huesca

En nuestra lista de los sitios imprescindibles que debes visitar en la ciudad de Huesca, no puede faltar el Museo Diocesano.

Este museo se encuentra en el antiguo Palacio Episcopal y cuenta con una amplia colección de arte sacro, desde la época medieval hasta la actualidad. Podrás admirar piezas de orfebrería, textiles, esculturas, pinturas y mucho más.

Destacamos especialmente la colección de tapices flamencos del siglo XVII, considerada una de las mejores de España. Además, el museo cuenta con una interesante colección de arte románico y gótico, que incluye piezas de gran valor histórico y artístico.

La visita al Museo Diocesano de Huesca es una oportunidad única para conocer la historia y la cultura de la ciudad y de la región. Recomendamos dedicar al menos una hora para recorrer sus salas y disfrutar de todas las obras de arte que alberga.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos mueven las ganas de transmitir todo lo que durante los años hemos aprendido de esta noble, bella y acogedora ciudad. De eso, y de hacer de tu estancia en Cáceres una experiencia lo más memorable posible.

Mapa Web: